AcampadaAutocaravanasCamperSupervivencia

Las mejores placas solares portátiles

 Una placa solar portátil es lo que necesitas si quieres que todos tus equipos estén cargados cuando te vayas de viaje a cualquier lugar. Aprende con nosotros cómo usarlas y cómo adquirirlas rápidamente y con un precio incomparable.

Bestseller No. 3
ECO-WORTHY 12 V 120 W Portátil Plegable Solar Monocristalino Maleta Con...
Hermoso diseño con marco de buena calidad, poderosas células solares monocristalinas.
139,99 EUR
RebajasBestseller No. 7
Bestseller No. 8
RebajasBestseller No. 9
Bestseller No. 10
ECO-WORTHY Módulo Solar 100w 12v policristalino para Cargar baterías
Tamaño: 996 x 665 x 35 mm. Peso incluyendo embalaje: 9 kg.
95,88 EUR

¿Qué es una placa solar portátil?

Un generador solar portátil es un tipo de dispositivo que está pensado para capturar la energía proveniente del sol y suministrarla a aparatos que se puedan conectar con él de forma directa.

En ese sentido, un cargador panel solar portátil es un punto de recarga energética móvil. Es una forma de mantener activos diversos artefactos, como la batería de tu teléfono.

El funcionamiento de estos equipos es bastante sencillo. Básicamente debes colocarlo en un punto al que llegue la luz solar sin interferencias de ningún tipo. Luego tienes que encenderlo para habilitar sus funciones. Ya por último falta solo que conectes los aparatos.

Con el paso del tiempo las placas solares portátiles han dejado de ser un accesorio para convertirse en una necesidad. Y es que hoy en día todas las personas suelen cargar consigo un buen número de dispositivos electrónicos.

Ya sea que los lleven por mero ocio o por una necesidad real, ninguno de esos aparatos posee carga permanente. En consecuencia, se vuelve necesario poder restituir su energía.

¿Y qué mejor que aprovechar la que envía el sol? Después de todo, es gratuita y muy potente, lo suficiente como para recargar no solo teléfonos, sino automóviles enteros.

¿Para qué sirve una placa solar portátil?

Ya establecimos que las placas solares portátiles te brindan la posibilidad de recargar tus equipos aprovechando el sol. Pues bien, a partir de ellos podemos establecer varios fines posibles:

Camping

La placa solar portátil camper es uno de los usos más comunes que reciben estos equipos. Es, de hecho, el más evidente y fácil de deducir.

Si te vas de senderismo o a acampar en cualquier montaña, está más que claro que no podrás disponer de ninguna corriente eléctrica. Es algo desventajoso, considerando que todo campista lleva siempre sus equipos electrónicos.

Pues bien, con un panel solar portátil camping puedes estar tranquilo. Solamente deja que se recargue tan pronto como amanezca, ya que a esa hora los rayos tienen mayor intensidad.

Haciendo eso, puedes estar seguro de que no terminarás desconectado del mundo. Muy por el contrario, podrás comunicarte con tus contactos e incluso compartir imágenes de la exploración en tus redes sociales.

Disipación de calor

Este uso es uno de los más flexibles. Muchos paneles solares portátiles vienen con un diseño que reduce el calor de los equipos.

Para ello suelen utilizar redes de diversos tamaños que logran enfriar los dispositivos. Así, se evita una sobrecarga de energía mientras al mismo tiempo se consigue reponerlos.

El panel solar portátil, por lo tanto, contribuye a extender el tiempo de vida de los aparatos. Es algo que no se encuentra en otros equipos de recarga, que descuidan un aspecto tan importante como lo es el enfriamiento.

Uso en la playa

Este uso se relaciona mucho con el primero. Llevarte un panel solar portátil plegable a la playa es una manera más que segura de aprovechar el sol que hay allí.

Quizás esta sea la alternativa más fácil, puesto que no deberás esforzarte en buscar un punto donde los rayos se concentren. Dado que llegan bien a todas las partes, podrás utilizar la placa solar portátil incluso desde tu tienda.

Placas solares portátiles para furgonetas o autocaravanas

Aunque no lo parezca, es muy común ver una placa solar furgoneta. Sucede que los paneles permiten a todo el que tenga una disponer de un alto grado de autonomía.

Usar una placa solar portátil para furgoneta te brinda la posibilidad de utilizar la energía del sol como una ayuda de carga.

En ese sentido, la placa solar portátil caravanas reduce la descarga que recibe la batería de tu furgoneta cuando detienes el auto. De ese modo es como puedes extender su uso y evitar que se queden sin carga, lo que te puede suponer un gran problema.

En todo caso, es más que fundamental que la placa sea de 300 W. Ese es el mínimo para que pueda generar energía suficiente como para una furgoneta, independientemente del tamaño de esta última.

Estos paneles en particular suelen ser los más grandes que hay. Para funcionar deben ser acoplados en el techo de la furgoneta.

Pero no deben ir rectos totalmente, sino en un ángulo de 45º. Eso les brinda la posición perfecta para aprovechar toda la energía solar.

Placa solar portátil para móviles

La placa solar portátil para móvil es uno de los modelos más vendidos y comunes. Suele venir con puertos USB duales, de modo que puedes cargar dos teléfonos al mismo tiempo.

No importa de qué modelo sean los celulares, ya que los paneles aceptan todas las marcas disponibles en el mercado.

Además de eso, estas placas están diseñadas para minimizar por completo el tiempo de carga, a la vez en la que protegen cada dispositivo por separado.

Todo lo anterior demuestra que con uno de estos equipos estarás mejor preparado que con cualquier otra opción.

¿Dónde comprar placa solar portátil?

Sin dudas hay muchas tiendas físicas donde puedes adquirir una placa solar portátil. No obstante, Internet te ofrece una opción incomparablemente mejor: Amazon.

Allí podrás hallar kits solares baratos en su catálogo. Por si fuera poco, podrás escoger entre un panel solar portátil 220v o cualquiera de mayor o menor voltaje. Los envíos son rápidos y los precios, inmejorables.

Precio de placa solar portátil

El kit panel solar portátil tiene un precio más que accesible al bolsillo de cualquier persona. Es mucho más económico que otros equipos de recarga energética y la calidad de sus resultados no deja nada que desear.

Así pues, un panel solar portátil para camping puede oscilar entre los 40 y los 70 euros. Si en cambio quieres un modelo mucho más potente, puedes hacerte con placas de 100 y hasta 200 euros.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta